HIMNO DE ESTUDIANTES DE LA PLATA

No te declares jamás vencido
aunque mil veces en la lucha caigas,
que caer no es ceder si has conseguido
levantarse de nuevo en otras tantas.
Adelante! Estudiantes Adelante!
con el aire cabal del vencedor,
la derrota y el triunfo son instantes,
y el laurel no es eterno en su verdor.
Horizonte sonoro de clarines
y muchedumbre de pañuelos blancos
a tanta gloria permanente marco
y alboroto triunfal de banderines.

No te declares jamás vencido,
aunque mil veces en la lucha caigas,
que caer no es ceder si has conseguido
levantarse de nuevo en otras tantas.
Adelante! Estudiantes Adelante!
con el aire cabal del vencedor
la derrota y el triunfo son instantes,
y el laurel no es eterno en su verdor
Adelante! Estudiantes Adelante!
con el paso marcial ánimo tenso
alta la frente, dilatado el pecho
y la casaca bicolor triunfante.

PROYECTO "TIERRA DE CAMPEONES"

Tierra de campeones website

Todo sobre el proyecto del estadio TIERRA DE CAMPEONES. Para más información hacer click AQUÍ

ALIENSPORTS

ALIENSPORTS
FÚTBOL, DEPORTES, EVENTOS, MÚSICA, CINE, TV, CHATS y mucho más... ¿TE ANIMÁS?

17 de diciembre de 2010

Gloria pincha

Columna aparecida el 13 de diciembre en el diario Olé, por Sergio Maffei.

 

Gloria a este Estudiantes

 

¿Qué es la gloria? ¿No es la gloria la foto de tapa de Olé de otra tarde inolvidable? ¿No está ahí, en esa imagen, la más celestial sensación de felicidad? ¿No es la gloria ver a Braña con los puños cerrados, desahogo del alma? ¿No es la gloria un Rodrigo López desnudo, luchador, emocionado ahí en el suelo mismo? ¿No es la gloria que tu rival, el que compitió con vos hasta el final, te haya dado al hombre que definió la historia? ¿No es la gloria la campera de Sabella, reliquia de museo, abrigo de sabiduría? ¿No es la gloria ver a la Bruja otra vez con la 2 del Ruso Prátola y no eso mismo Estudiantes, su esencia, su razón de ser? ¿No es la gloria el grito de la Gata, el de Independiente, por qué no el de ayer aunque él no la haya tocado? ¿No es la gloria el pase maradoniano del Chino a Núñez? ¿No es la gloria el 4-0 en el Monumental? ¿No es la gloria ver a tus hijos llorar? ¿No es la gloria ver a tu papá llorar? ¿No es la gloria, en definitiva, esa explosión que sacude el corazón, que no te deja respirar, que te lleva hasta donde están los que ya no están? ¿No es la gloria después de la gloria esta nueva estrella en el escudo, recompensa de los dioses justos? La gloria es todo eso, sí. La gloria es este equipo, campeón de campeones, campeón de números imponentes, campeón merecido, campeón del año con 85 puntos, único campeón en repetir en los últimos nueve torneos. La gloria es saber sobreponerse a las adversidades: a las propias, a las ajenas, a las del fútbol mismo y salir como salió Estudiantes. La gloria es que todo siempre cueste tanto (¿o hubiese sido de Estudiantes pensar que ayer todo se resolvía con cuatro goles en el primer tiempo?) La gloria son los médicos y los kinesiólogos, héroes silenciosos, que trataron tantas lesiones. La gloria son los jugadores, claro, que jugaron al 20, al 30, o al 50%, pero jugaron. La gloria es Sabella, su humildad y los suyos (Camino y Gugnali): cirujanos, costureros, ingenieros de la pelota. La gloria es el Profe Blanco, reinventor del levántate y corre, milagroso preparador físico de un plantel fundido por tantos años de protagonismo sin respiro. La gloria es la estrella 11, qué otra podía alcanzar la Bruja antes, qué mejor homenaje para el hacedor de este ciclo. La gloria es ver a tu rival, al mejor rival posible, rendirse aun ganador, enaltecer la conquista por su tremenda jerarquía. La gloria es ver a tu rival, a tu peor rival, morderse la lengua de bronca. La gloria es disfrutar aquéllo que el dinero no compra en un partido. La gloria es el apellido Verón, otra vez presente en padre e hijo. La gloria es apostar a manos del rival y ahora tener que pagar (pero en cuotas, eh). La gloria son las costumbres. La gloria es sufrir de disminución testicular izquierda. La gloria son los hinchas, los de ayer, los de hoy, los muchos que van a venir. La gloria es volver a vivir otra Navidad con regalo doble, con brinidis rojo y blanco. La gloria es otra vez 7 y 50. La gloria es todo lo que hoy se goza, se disfruta, se grita. La envidia, lo que se perdona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario